jueves, 9 de junio de 2011

CÓMO CONVERTIR EN PRÍNCIPE A UN SAPO

Para conseguir al príncipe azul, primero hay que convertirse en una princesa. pero ¿cómo? ¿no lo es una desde que nace? Pues la verdad es que no es así.

Ser una princesa es ser una mujer desarrollada, autorrealizada.

Una princesa es aquella que se ama incondicionalmente a sí misma, y que sabe que no depende de nada ni de nadie.

Es una mujer segura de sí misma y autosuuficiente, independiente y libre.

No la atan los prejuicios y no tiene miedo del qué dirán.

No considera que sólo se es mujer completa si tiene una pareja o una familia.

La princesa sabe que su mejor relación es la que tiene consigo isma, y que con la que procura quedar bien todo el tiempo es consigo misma.

La princesa no acepta cualquier sapo que se encuentra en un charco.

Como la princesa no tiene carencias emocionales, no tiene prisa de encontrar al príncipe azul que la ame y la proteja.

La princesa no necesita que la amen y la cuiden orque ella sabe amarse y cuidarse a sí misa, así que no mendiga amor, ella está llena de él, ella sabe proveerselo.
La princesa puede realizar milagros, no cree en la magia de los cuentos de hadas, puede observar con claridad y lucidez la realidad, y sabe ella através de sus pensamientos, emociones y actos configura su destino.

Eso es lo que le permite besar un sapo y convertirlo en príncipe. Ya que la princesa tiene el don, la magia y el poder de configurar su realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario